viernes, 30 de marzo de 2012

SABER ELEGIR


Nuestro poder de crear la realidad en el Universo, puede resumirse en tres principios básicos

·        El principio del autoanálisis
·        El principio de las sugestiones
·        El principio de las finalidades y los objetivos
Lair Ribeiro 

Hace unos días, leí un articulo que investigadores de la Universidad de Yale (EEUU), afirmaban que “Niños con apenas seis meses desarrollan la capacidad de formar opinión sobre el comportamiento de otras personas incluso antes de aprender a hablar”
Me interesó y continué leyendo, Las pruebas consistían en ir colocando bebes delante de un muñeco que tenía unos muy ojos grandes, me imagino para que les llamase la atención e incitase a los niños a abrir sus ojos, dicho muñeco tenía movimiento y su misión era esforzase por subir una diminuta colina.


Había un segundo muñeco que lo ayudaba a subir, mientras que un tercer muñeco le empujaba al primero hacia atrás.

El periódico, explicaba que más tarde, le ofrecían a los niños los tres muñecos, para observar con cual jugarían los niños.
“Casi todos eligieron el muñeco que había prestado ayuda”,De modo que hasta cierto grado,”incluso los bebés pueden distinguir entre un compañero de juego malo y uno bueno y saber cual escoger” indicaba el periódico Houston Chronicle.

¿Para reflexionar verdad?

Cuando crecemos, el instinto de elección que poseemos desde nuestra infancia, lo desarrollamos y lo utilizamos a lo largo de nuestra vida.
En el paseo de la vida suceden ocasiones que elegimos el tipo acción porque en esa etapa de nuestra infancia, fue nuestro referente.
Cada uno de nosotros eligió como ejemplo de vida un tipo de muñeco.

 ·         Ser el primer muñeco, que sube la diminuta colina y se deja ayudar.
 ·         Ser el segundo muñeco, que ayuda al otro muñeco a subir la diminuta colina
 ·         Ser el tercer muñeco, que empujaba hacia atrás para poner impedimentos y que no subiese la pequeña colina.

Pero es el subconsciente el que nos hace reaccionar de una manera u otra.
Si puedes concentrarte e imaginar la cara de un bebe sonriente ¿No le ayudarías si necesitase algo?
Si la mayoría de bebes eligieron el muñeco que ayuda es porque les producía una sensación positiva, una sensación de bienestar.
Por este motivo una de las formas de ser más feliz es ayudando a los demás, la sensación que produce es gratificante.


 Hoy muchas personas me han hecho sentir gratamente feliz, muchas gracias a cada uno de  vosotros, que con vuestra demostración de afecto me habéis ayudado a subir la pequeña colina.

Siempre os recordaré.
 EL ALQUIMISTA Y GUERRERO DE LA LUZ

No hay nada tan gratificante como devolver el favor a la sociedad.
Tommy Hilfiger (www.millenniumpromise.org)

2 comentarios:

david dijo...

Eres grande, en todos los aspectos.

El Alquimista dijo...

Gracias por tus palabras David, solo intento dar un poco de luz, un fuerte abrazo.