sábado, 2 de marzo de 2013

UNA ETAPA EN LA VIDA


Hoy, antes del alba, subí a la colina, miré los cielos apretados de luminarias y le dije a mi espíritu: Cuando conozcamos todos esos mundos, el placer y la sabiduría de todas las cosas que contienen, ¿estaremos tranquilos y satisfechos? Y mi espíritu dijo: No, ganaremos esas alturas sólo para seguir adelante.
WALT WHITMAN 

En este mundo revuelto en el que nos ha tocado vivir, si comparamos nuestro paseo por la vida, con una carrera ciclista vemos que está lleno de etapas.
Las cuales tenemos que recorrer, en las etapas hay subidas, puertos de montaña donde hay que hacer mucho esfuerzo, darle fuerte a los pedales para llegar a la cumbre, otras veces el camino es más llano y con poco esfuerzo sigues rodando por el camino y otras son bajadas que te dejas llevar por la inercia cogiendo una velocidad vertiginosa, a veces pinchas una rueda y te tienes que parar para cambiarla, otras te caes al suelo y te levantas, pero cuando llegamos a la meta a veces llegamos primeros, segundos, terceros....y otras con el grupo, no importa saber el orden en que llegas al final de la etapa, lo importante es cómo te sientes cuando has llegado al final de esa etapa.
Sentirte satisfecho de haber entregado todo lo que podías dar, sentirte orgulloso de haber ayudado a los compañeros que tenías a tu lado.
Cuando termina la etapa, medita y analiza los errores que hayas cometido, aprende de ellos, piensa en aquella subida que no te levantaste del sillín, piensa en aquella curva que tenías que haber arriesgado más y haberla tomado más abierta, o en aquella bajada que merecía más moderación.
Y al día siguiente, cuando amanece el nuevo día tienes que empezar la siguiente etapa, con toda la ilusión, con todo el ímpetu para seguir dando lo mejor de ti, que es la excelencia.

EL GUERRERO DE LA LUZ

Para mi amigo Mario, que su nueva etapa que comienza ahora, esté llena de salud, alegría y felicidad.