domingo, 28 de junio de 2009

LAS PALABRAS SE LAS PUEDE LLEVAR EL VIENTO

LAS PALABRAS NO DEMUESTRAN LA GRANDEZA DE LAS PERSONAS, SON SUS ACCIONES Y SUS HECHOS LO QUE LAS DIGNIFICAN.
El Guerrero de la Luz

LA VIDA

En nuestro paseo por la vida, la mayoría de personas esperamos lo mejor de la vida, pero también tenemos que estar preparados para esperar lo peor, mantener este equilibrio es fundamental.
Sabemos que la vida no es un cuento de hadas, en los cuentos siempre acaba todo bien.
Por lo tanto hay que esperar lo bueno y prepararse para lo menos bueno.
Como he dicho antes es importantísimo que encontremos el equilibrio, porque al estar preparado para recibir lo bueno y lo malo, nos da una visión de la vida que forjará nuestro estilo personal de trato hacia las demás personas.
Cada persona elige su estilo de vivir, cada uno distinto, diferente pero marcados por unos patrones, Hay personas realizan gestas extraordinarias porque tuvieron que elegir entre realizarlas o quedarse al margen.

MABEL

Esta es la historia de Mabel, una gran Guerrera.
Después de varias semanas caminando por senderos y caminos, exhausta y fatigada, meditaba el porque le había llevado a realizar este viaje, el final del camino se acercaba, no sabía exactamente cuando llegaría a su destino, el sepulcro del Santo
Tiago, según la Gran Tradición dice que cuando se llega al sepulcro se te es revelada la “VERDAD”.
Muchos años atrás, Mabel se había convertido en Guerrera al tener que tomar una elección, la decisión fue el sacrificio personal, tuvo que sacar adelante a su familia de una situación muy dura que solo los valientes y con gran corazón, son capaces de aceptar, pero ella como gran Guerrera de la Luz, aceptó y acató su destino.
Meditar y recordar todo esto, le proporcionó fuerzas para conseguir realizar las últimas etapas del camino.
Pasaron varias semanas más caminando y con heridas en los pies pero valiente y tenaz, acompañada con su humilde escudero, llegaron al sepulcro del Santo Tiago.
En este momento se dispuso ha escuchar la verdad que salía de su corazón.
Al escucharla sus ojos se humedecieron y rompió en un sollozo retenido, toda la dureza de su coraza quedó hecha añicos al serle revelada la verdad.

“MABEL, la verdad está en el camino”

Para ti a Marisa, feliz “camino” de la vida.

“Ayuda al prójimo, y cuando te vayas que se quede mejor que cuando llegaste tu”.
Robin S. Sharma

1 comentario:

marga dijo...

El saber equilibrarnos cuando las cosas no suceden como esperábamos, es fundamental para poder seguir caminando.
Me gustó especialmente la última frase de ROBIN.
Cuando eso sucede, ha valido la pena pasar por la vida de esa persona.
Un abrazo :)