lunes, 15 de diciembre de 2014

CINCO CLAVES PARA EL ÉXITO

LA IMAGINACIÓN SIN LA ACCIÓN ES PURA ILUSIÓN, ATRÉVETE A HACER Y SERAS RECOMPENSADO.

El Guerrero de la Luz

La última Cruzada
Erase una vez, en el reino de Far, después de haber librado su última batalla un veterano Caballero volvía a su castillo montado en su corcel, la senda que le llevaba a su castillo se hacía empinada en su tramo final, volvía cansado de la batalla, pero a su vez se sentía contento porque ya podía divisar el final de su camino, entre las copas de los arboles pudo ver asomar los torreones de las murallas de su castillo, pero cuando le faltaban unos metros para llegar al portón de entrada, le salieron al paso unos soldados de la guardia Real y le comunicaron que el Rey deseaba verlo, sin dudarlo un instante el Caballero accedió a la llamada del monarca y acompañó a los soldados a los aposentos del Rey.
Últimamente, el reino Far había sufrido unos cambios estructurales, el antiguo Rey Jaime I, había abdicado, dando paso al nuevo monarca Ricardo, apodado el "Práctico" por su manera de gestionar los asuntos de estado.
El reino andaba un poco revuelto por todos los cambios que se habían producido, como dice el refrán Rey muerto Rey puesto, el nuevo monarca había renovado la antigua corte y había colocado al mando de la defensa del reino una nueva promoción de Condes y Duques, pero sus desafortunadas  prácticas habían alborotado al pueblo, mientras ellos vivían en la abundancia el pueblo pasaba penurias, cambiaron leyes y les hacían trabajar a todas horas y si habían focos de sublevación rápidamente los mandaban acallar con violencia y castigos ejemplares.
El Rey, había mandado llamar al veterano Caballero, porque meses atrás, algunos Condes y Duques de la nueva corte, habían aconsejado al Monarca que destituyera al veterano Caballero, los argumentos que le dieron fueron que ya no podía defender el reino como los jóvenes y que ya no era útil, aunque la realidad era otra y es que el Caballero había entrado en conflicto con los nuevos mandatarios, porque no se callaba ante la injusticia, la falta de respeto, la incompetencia y el mal trato hacia el pueblo que continuamente estaban cometiendo los nuevos Condes y Duques, en especial había un arrogante Conde mercenario apodado "Von Christian" por sus raíces germanas, que carecía de corazón e iba creando odio y recelo a su paso, este, se había rodeado de inútiles adláteres que los utilizó para hacer un complot y con el resto de la corte convencer al Rey para que destituyese de su cargo al veterano Caballero.
 El Monarca aunque no le gustaba la idea de prescindir de los servicios del veterano Caballero, ya que confiaba en él y lo apreciaba; no tuvo elección y pues todos se pusieron de parte de "Von".
Lo había mandado llamar para comunicarle la noticia, la guardia real hizo pasar al Caballero a los aposentos del Rey, entonces el monarca alzó la voz y le dijo: "Sentaos" después de una reverencia, el caballero tomó asiento y el Rey volvió a hablar, dijo "Caballero ¿no estáis cansado de tantas guerras?" y el Caballero le contestó :"Claro que si señor, son muchos años librando batallas, sirviendo a mi patria" entonces el Rey dijo: " Pues no os preocupéis, seréis bien recompensado por vuestros servicios prestados y quedareis exonerado de vuestro cargo" el Caballero quedó perplejo, pues el aun se sentía joven y valiente para estar en primera línea de batalla, en aquel momento le vinieron muchas imágenes a su mente, sus hombres, las batallas libradas, las batallas futuras...., levantó la cabeza y dijo:
"Señor, todavía soy joven para empuñar una espada", el Rey le contestó: " Si , lo sé, ¿pero no estáis muy cansado?, entonces el Caballero se dio cuenta de que el Monarca había tomado una irrevocable decisión y se dispuso a acatar sus ordenes, y  aceptó la proscripción.
Consternado llegó a su castillo, pues el Caballero no esperaba dicha orden, se sentía todavía joven para continuar luchando en la defensa del reino.
Después de tomar un baño y una ligera cena, se retiró a sus aposentos para meditar  sobre lo ocurrido.
Le costó conciliar el sueño, pero cuando por fin entró la fase del sueño profundo, se le apareció Wisdom el gran búho blanco de la sabiduría, vio como Wisdom revoloteaba alrededor de su cabeza repitiéndole sin parar una palabra "know how"......."know how"....."know how", entonces se vio a el mismo escribiendo manuscritos, montañas de pergaminos y libros, se fijó en las ilustraciones y  pudo leer lo que ponía eran tratados y estrategias para la guerra, instrucciones de ballestas, formas. dibujos y dimensiones de carruajes, Wisdom seguía incesante repitiéndole  "know how" .."know how", de repente una bruma apareció en su sueño, la niebla se fue cerrando no permitiéndole ver absolutamente nada, durante unos instantes el Caballero quedó desconcertado giraba la cabeza hacia un lado y otro sin lograr ver nada, de repente desde el fondo de la estancia empezó a divisar una luz multicolor muy lejana y que poco a poco se iba acercando y se hacía más grande, hasta que se convirtió en cegadora, fue entonces cuando despertó de su sueño, era la luz del sol que entraba por un rosetón de su alcoba la que lo había despertado, no obstante en su mente tenía grabado las imágenes y las palabras que le repetía Wisdom en su sueño, pensó que significaría "know how", de pronto saltó del lecho y se dirigió a la biblioteca del castillo ya que se había dado cuenta de que Wisdom era de origen anglosajón, según la leyenda el búho, había sido regalado por el gran mago Merlin a un mago del reino de Far, buscó en los libros el significado de la palabra y se quedó perplejo Know how significaba "conocimiento práctico, habilidad".

Ya había entendido el significado de su sueño, todo su conocimiento práctico y sus habilidades tenía que plasmarlas, escribirlas en pergaminos, para que no se perdiesen.
Así que se puso manos a la obra y diariamente durante dos años se encerraba en su biblioteca donde escribía todo su conocimiento práctico y habilidades que poseía, creando un sinfín de documentos y libros.

Cuando por fin lo tuvo todo escrito, el Caballero se percató de que no tendría utilidad si todo su conocimiento se quedaba en los libros de la biblioteca del castillo y nadie o pocas personas tendrían acceso a ellos.
Decidido a que no fuese así y que su conocimiento fuese compartido con nuevos jóvenes Caballeros, montó en su corcel y fue a ver a Maese Revilla, responsable de la antigua escuela de Caballeros prácticos Lacetanos, muy reconocida por su antigüedad y el alto grado de destreza que adquirían los jóvenes Caballeros en la escuela.
La propuesta de explicar y compartir los conocimientos plasmados en los libros le gustó a Maese Revilla, pues vio entusiasmado al viejo Caballero y valoró positivamente su trabajo y el beneficio que daría a los jóvenes Caballeros que al enfrentarse en la batalla ya tuviesen los conocimientos para poder combatir con habilidad y destreza, ya que habrían sido enseñados desde la experiencia.
Y así empezó la última Cruzada del viejo Caballero, ayudando con sus clases a jóvenes cadetes con ganas de aprender y servir a su patria.
Y este fue el camino que encontró el Caballero, para seguir contribuyendo al beneficio de su país sin estar en primera línea de batalla, la fama y el prestigio del viejo Caballero se extendió por todo el Reino e iba siendo reclamado por otros centros de preparación para que compartiese sus conocimientos.

Las 5 claves para obtener el éxito en el cambio


En nuestro paseo por la vida, existen momentos y situaciones que no son eternas y  tendremos que adaptarnos a los cambios que nos exigirán voluntad para decidir y ordenar tu propia conducta, por lo tanto tendremos que creer para tener confianza en las posibilidades de éxito, y sobre todo hay que querer desearlo con pasión, trabajar duro constantemente y saber esperar. 

Hay que tener voluntad y ser sincero contigo mismo para saber donde están tus límites.
Hay que creer en tu sueño, saber interpretarlo y adaptarlo a tus circunstancias.
Hay que querer, desearlo de verdad con todo tu corazón.
Hay que ser constantes, marcarse una disciplina y cumplirla a rajatabla.
Hay que ser pacientes, para ver resultados se requiere un esfuerzo anterior.

Gracias a Nuria M. que me hizo recordar que siempre tienes algo que decir.

 Para ser un líder y que los demás confíen en tus habilidades debes mostrar tu seguridad y confianza, pero principalmente la congruencia entre lo que dices y lo que haces.
El Guerrero de la Luz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Von Christian
Amb aquest nom te que ser un personatge molt dolent.
Salut.
J.V.

Ramon M Fernández dijo...

Si, és un personatge sense ànima, sense cor, que només mira de satisfer el seu propi ego personal, a més, és menyspreat pels mateixos Comtes i Ducs del seu entorn i no et dic res del poble, no el poden ni veure.
Em sembla que el pròxim capítol el Rei l'apartarà de les seves funcions i posarà un altre al seu lloc.
Una abraçada